jueves, 13 de octubre de 2016

Barrios Pintorescos de Caracas (1942)




Apenas a tres cuadras del Palacio de Miraflores, en la Parroquia de Altagracia y encuadrado en este barrio se encuentra un "islote" que los vecinos se han dado en llamarte "La isla de Dios"
La señora María.


Gran prestigio en el arte culinario y en la confección de arepas tiene esta señora entre todos los vecinos. En las primeras horas de la noche comienza la molienda de maíz blanco y durante las primeras de la mañana ya se están expendiendo las arepas para todo el caserío. Una de las principales consumidoras es la señora Catalina de López, madre del ex-presidente López Contreras, la señora María, por este motivo, goza del prestigio y cuando alguien le reclama algo sobre el sabor, tamaño o color de las arepas, ella se contornea manifiestamente disgustada:-¡Cómo es posible una queja a sus arepas cuando la señora madre del Ex-presidente López nunca ha dicho nada!

El Callejón Z.
Al cruzar a la derecha en la esquina de Aurora se topa el transeúnte con un callejón sin salida que ha recibido el nombre de callejón Z por su similitud con esa letra del alfabeto nuestro. En el trayecto de este callejón se encuentran numerosas casas de "vecindad". Niños desarrapados, sucios, desnudos, se divierten a sus anchas correteando, gritando, haciendo las suyas sin que nadie hasta ahora se haya quejado por eso. Cuneado llueve el callejón se convierte en una charca que hace imposible el tránsito, la luz escasea terriblemente y no es nado original ver a los vecinos quitando agua prestada a las casas contiguas que la tienen.


Los cantores bohemios
A alta hora de la noche cuando ya todo se envuelve en silencio se oye ínicamente el estridente chillar de los grillos que rompe a corta distancia la melodía tropical del bolero o la nota recia del canto mexicano, siempre con la última pieza interpretado a todo lo ancho del sentimiento popular.
Los gatos famélicos
Bandadas de felinos domesticados, hambrientos y trasnochados interrumpen con sus celos el silencio adormilado del barrio.
Se cuelan por los techos para comenzar con su rival a revol por los techos de zinc, formando un escándalo dantesco. El maullar estridente del gato hambriento crea en los ánimos pánico ancestral.

Las Chozas debajo del Puente de Miraflores.
Un general viejo, retirado del Ejército hace años, vive bajo el puente en una choza con su mujer y sus hijos. La lluvia y ventuscos anegan la choza y prende las hojas de zinc. Más abajo, en chozas más aristocráticas  transcurren vidas completamente ignorando un mundo civilizado, estos hijos de Dios.
Los pulperos
Numerosas pulperías de los más elementales de poca higiene expende a sus clientes artículos de primera necesidad.  Son artistas de la invención con argumentos sobre el alza de los precios de los artículos son tienen pretexto de la guerra. Una naranja foja y sin jugo cuesta una locha, la verdura los granos, las hortaliza, todo, todo, está regulado por la mentalidad simplista del pulpero.
Los autobuses.
En las horas de entrar o de salir del trabajo se forma una verdadera revolución para tomar el autobús. Esta línea que hace su enlace con la Pastora no tiene competencia y es por ello que abusa de la paciencia de los pasajeros que hacen largas filas esperando que llegue el tan esperado vehículo."

Fuente: Ultimas Noticias #218
Caracas, jueves 14 de mayo de 1942   

7 comentarios:

  1. Podría alguien mostrar algunas fotografías o relato sobre el Callejón Pelayo en la parroquia San José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La anoté en mi agenda de búsqueda. Saludos

      Eliminar
  2. Hasta mediados de los años sesenta, muchos sectores populares como la Pastora, San José, casi todo el extremo oeste de la Capital si eran sectores pintorescos, donde la inseguridad se limitaba a altas horas de la noche. Y algunas urbanizaciones como San Bernardino se acercaban a la idea de ciudades jardin de clase media con densidades de población relativamente alta. Pero vino el gobierno de Rafael Caldera (no tengo nada contra ese señor, qepd mi padres siempre votaron por el) Caramba!! a comienzos de los setenta hay una verdadera explosión delictiva, ya hacia 1971 los atracos y homicidios a pleno dia se vuelven cosa comun. Ignoro cual sea la causa, lo demas fueron ediciones corregidas y aumentadas hasta llegar al presente. Hubo un gobierno, creo que fue el de Luis Herrera que si combatio el hampa y hubo, al menos "sensación de seguridad"
    Mil disculpas por introducir un tema tan ingratamente cotidiano

    Feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es lamentable y aveces inevitable no hacer referencia a la historia contemporánea de nuestra ciudad. Saludos

      Eliminar
  3. Lindos recuerdos de nuestra Caracas ida..! Gracias.

    ResponderEliminar
  4. En éste Blog, que trae bastante material, vi unas fotos hechas por un inmigrante alemán en la Caracas de los años 40. Una de las fotos trae al Centro Médico casi terminado de construir, por lo que se deduce que la foto es de 1947 ya que ése hospital se inauguró en setiembre 1944. Yo estaba muy muy lejos de nacer pero hay o hubo una placa conmemorativa a la entrada. Esto me da pie para plantear si no tendría ud. material fotográfico desde 1940 a 1965 sobre esta sufrida e importante urbanización. Creo que la cosa empezó con el Hotel Avila, que entró en servicio en 1941. Por cierto, hace algunos años vi un documental sobre el parcelamiento de dicha urbanización y crei reconocer algunas quintas. El documental duraba mas de media hora pero la imagen no me pareció muy buena. Andará perdido por ahi por la maraña de la web.

    Feliz dia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah se me olvidaba. Me refería a fotos sobre San Bernardino años 40 a 60

      Feliz dia

      Eliminar