miércoles, 25 de mayo de 2011

Las Pensiones de la Caracas Vieja

Siempre me llamó la atención escuchar que cuando mis tios llegaron a Venezuela, en condición de inmigrantes italianos, vivieron en una Pensión en la  Parroquia la Pastora, generalmente consistían en una vivienda-casa familiar, habilitada para albergar “muchas” personas en unas seis, nueve o mas habitaciones, algunas de ella, con poco o ningún grado de privacidad, debido a lo rudimentario de los elementos utilizados para aislar los reducidos espacios asignados a cada huésped; construidos en su mayoría, como una armazón de listones de madera, a los que se les adhería mediante tachuelas, tela de coleto bien tensa para luego forrarla en papel de color, matizado o floreado, utilizando para ello engrudo de almidón. Pero existian otras muy cómodas y con lujos.
Las pensiones, era el primer lugar donde la mayoría de los extranjeros, que arribaban  al País, bien fueran  diplomaticos, viajeros o inmigrantes, establecian  en ellas, sú residencia en compañia de su familia.

José García de La Concha, es el libro "Reminiscencia" expresó: para un residente le era más económico llegar o vivir en una “pensión” (que las había muy buenas en Caracas y hasta lujosa y aristocráticas manejadas muchas por damas de la más distinguida sociedad) donde se pagaba por mensualidades.

De Balconcito a Salas estaba la de Lola Ibarra en una bella y cómoda casa donde Diplomáticos y viajeros ilustres vivían como en su propia residencia, buen salón de recibo, trato distinguido, buena mesa bien servida y en un ambiente elegante.
No se quedaba atrás la pensión de la señora Domínguez, una casa más abajo. Era tan su distinción y ambiente familiar, que solía dar sus fiesteritas para sus hijos Albertina y Germán y allí concurría todo lo mejor de Caracas.
Otra casa más abajo estaba Lina Pécchio donde se hospedaban muchos extranjeros distinguidos.
En la Pastora entre las esquinas de San Vicente y Medina, la señora Doucharne de París con sus dos encantadoras hijas Emilia y Valentina tenían una buena pensión donde era fama la buena mesa.
En nuestra época tanto se ocupaba uno del producto como de la calidad y era ver muy temprano de mañana a todas estas dueñas de pensión escogiendo, la buena carne, el pescado más fresco, los tomates más grandes y rojos, las más sazonada frutas, discutiendo con sus marchantes de timbales y embutidos."
En la medida de mis posibilidades compartiré con ustedes, imagenes de las pensiones que existieron en Caracas circa de 1830 hasta nuestros días.
Comparto las primeras imagenes que amigos, han compartido a través del Grupo Caracas en Retrospectiva.





Pensión  Rupertus 1936
Colección Privada
Grullermo Heilbock


Pensión Rupertus 1936
Colección Privada de
Guillermo Heilbock

3 comentarios:

  1. Como barquisimetana quiero referirme a una pension -años 40-50- regentada por la señora Rosa Guevara, tambien de honorable familia larense. Todo esto lo se orque la conoci en mi niñez y porque ademas, en casa se reunian los antiguo residentes de esa pension, en su mayoria estudiantes barquisimetanos que luego serian notables profesinales, alguno de los cuales conoci. El musico Juan Ramon Barrioscompuso una cancion a esa pension, haciendo mension de las caracteristicas y "manias" de los estudantes. Escuche muchas veces esa cancion de labis del Profesor Napoleon Arraiz, QEPD personaje muy querido en nuesra cudad.. La pension , dice al autor, estaba ubicada "de Cruz Verde a Velazquez, 79.."

    ResponderEliminar
  2. Hola, buenas tardes. Necesito información de la pensión Europa en Caracas entre las esquinas de Muñoz a Pedrera ya que mi abuela Cecilia Pimentel era la esposa del dueño
    Alfredo Alvarado "el tuerto" y ando detrás de la genealogía de mi abuela.

    Arturo Luque

    ResponderEliminar