viernes, 18 de marzo de 2011

Más allá Caracas

El Libro “allá en Caracas” de Laureano Vallenilla Lanz, Hijo- Ediciones Garrido- Caracas- 1954, relata en primera persona como fue la Caracas de ayer, nos muestra el día a día de manera refrescante, transportándonos a una Caracas que inconcientemente anhelamos; el caraqueño Per se es nostálgico por un pasado que no conoció, y sueña con una Caracas que no verá.


Poco a poco resaltaré extractos de tan agradable lectura, véase como describe lo siguiente:
“Mi vivienda de Reducto a Glorieta, era de cuatro ventanas, donde funciona una mueblería y que se distingue de las demás porque invariablemente la pintan todos los años de marrón y verde para cumplir con la disposición prefectural y borrar los dibujos y escritos obscenos que son obra tradicional de los muchachos del barrio. Era una buena residencia caraqueña de la época anterior al petróleo, cuando Venezuela gozaba de cierta reputación por su café, su cacao, sus revoluciones y andaba escasa de divisas.

Describe como el luto era riguroso aún en los niños, quedaban reprimidos los paseos vespertinos a El Paraíso, ya que éste paseo era inadecuado para personas de duelo, solo le era permitido pasear muy temprano al Calvario para ver los monos en la Jaula Central.

Narra de una temporada de descanso en Chacao, allí ocuparían la casa del Dr. Luís Andrés Ramírez, aislada entre los cafetales, “al dormir me moría de miedo y no era para menos. Nos alumbrábamos con lámparas de petróleo y en la habitaciones pululaban alacranes”.

Muchas historias llenaban de inquietud la mente de niños y pobladores de la época, historias que refería un Jorobado de nombre Crispín, quién se autodesignaba “El encargado del Dr. Luís Andrés” Aseguraba el jorobado que a media noche una mujer de túnico sin cabeza hacía acto de Presencia en el edificio abandonado del trapiche. Por otra parte desde su pieza era fácil escuchar el galope del caballo que perteneciera al general Martín Vegas, caudillo godo del pasado sigo que venía puntualmente todos los sábados en busca del “anima” de su famoso jinete”. .. Es así como allá en Caracas nos regala una especie de memorias autobiográficas que considero interesante compartir para alimentar de historia a nuestros niños y jóvenes

7 comentarios:

  1. que bendición de pagina no imaginan lo que se siente al ver esas calles, imaginar mis padres transitando por ellas, donde nací, donde me crié,como era de bello lo que hoy lamentablemente ya no lo es, hasta de mi colegio, cuando se construyo, y todo. Gracias a los creadores, y los colaboradores, Dios los bendiga

    ResponderEliminar
  2. Cuando me siento en la computadora y empiezo a ver la Caracas de ayer y adentrarme en sus calles en esos lugares mágicos y límpios, es como soñar pero de pronto me asomo a mí ventana y despierto de golpe ya que todo está tan feo y sucio que es como una pesadilla. Siempre me gusto la vida ´Caraqueña de aquella época y la del mundo cuando todo era más pausado. Tiempos idos que es difícil que vuelvan.

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones por recordar uno de los libros autobigráficos más agradables. Laureano Vallenilla Planchart era hijo de Laureano Vallenilla Lanz abogado, político, escritor y adepto al Benemérito, director de El Nuevo Diario. En 1936 falleció pero su biblioteca fue arrasada por turbas desquiciadas a la muerte de Gómez.
    Laureano Vallenilla Planchart que nació en 1912 y murió en 1973 en Caracas estuvo años exiliado pues fue Ministro de Relaciones Interiores de Pérez Jiménez, por una razón personal adoptó el segundo apellido de su padre y escribió "Allá en Caracas" novela autobiográfica cuya primera edición Ed. Garrido Caracas 1948. Diez y trece años despues terminó sus memorias y probablemente alguna quedó inédita. Publicó en 1961 y 1967 estas uno de los cuales, libro de unas cuatrocientas páginas se llama "Escrito de Memoria".
    Ese fue "Laureanito" Vallenilla Planchart.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me encantan tus comentarios culturizantes, GRACIASS

      Eliminar
  4. Quiero enviar varias fotos, indiquenme como

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Luís Felipe, nuestro correo caracasretrospectiva@gmail.com , también el personal abgmary@gmail.com . Mil gracias

      Eliminar
  5. Memorias de un Proscrito y Escrito de Memoria de Vallenilla Lanz, excelentes libros.

    ResponderEliminar